waroftheworlds.png

Impresionante. Tenía tantas esperanzas depositadas en Spielberg que temía que al final acabara decepcionándome. Afortunadamente no ha sido así, porque esta pavorosa huida hacia delante está tan bien contada y con tanta fuerza, que a uno sólo le queda dejarse llevar por los juegos de magia del mejor prestidigitador del mundo y disfrutar. Película oscura, pesimista en grado sumo, avasalladoramente física, te arrastra con la fuerza de un tornado a través de su narrativa tensa, siempre ascendente, a veces trágica y casi siempre poética (la belleza de la muerte y la destrucción, la locura y la desesperación de las masas, tan bien narradas por Welles) y de su impactante y magnético empaque visual.

Spielberg hace (de nuevo) fácil lo difícil, filma secuencias prodigiosas de elaboración casi imposible como quien resuelve un crucigrama, saca provecho a los espacios cerrados mediante el estudio del espacio y, sobre todo, logra sumergirnos en el interior del infierno que viven los protagonistas con absoluta normalidad, transmitiéndonos un terror auténtico y perturbador que deja en ridículo a otras producciones del mismo tipo. También hay momentos de intimidad y emoción dignísimos, y otros que se arrastran lamentablemente por la vertiente sentimentaloide marca de la casa. Peaje minúsculo para poder disfrutar de un espectáculo de ciencia-ficción terrorífica que va un paso más allá en intenciones y resultados que cualquier otra obra del género y que debería de una vez por todas acallar a los que arremeten contra el autor de Tiburón alegando siempre los mismos motivos. Esto es Cine, con mayúsculas.

War of the Worlds, de Steven Spielberg (2005). Guión de Josh Friedman y David Koepp, sobre la maravillosa novela de H. G. Wells. Interpretada por Tom Cruise, Dakota Fanning, Miranda Otto, Justin Chatwin, Tim Robbins, Rick González, Yul Vázquez, Lenny Venito, Lisa Ann Walter, Ann Robison, Gene Barry, David Alan Basche,Roz Abrams, Michael Brownlee y Camillia Sanes .

Advertisements