serenity.png

Creo que no yerro al afirmar que Joss Whedon es uno de los escasísimos autores actuales capaces de aunar en sus obras trascendencia y sana diversión. Su nombre aparecía en el guión de la fundamental Toy Story y de otra perla infravalorada de la animación moderna, Titán A.E. Esto, claro, sin contar sus revolucionarios trabajos para la televisión, con Buffy cazavampiros a la cabeza. De hecho, Serenity es la traslación a la gran pantalla de la televisiva (y frustrada) Firefly, proyecto de ci-fi que no terminó de convencer a los que tienen la última palabra. Y casi mejor, porque gracias a ello podemos disfrutar ahora de este espectacular y radiante western galáctico, con sus forajidos, sus “indios” y sus duelos cara a cara.

Se me ocurre que Serenity es lo que George Lucas buscó y requetebuscó para clausurar su célebre epopeya espacial pero no llegó a encontrar jamás: una space-opera fluidísima, divertida, con una trama inteligente y absorbente y unas cargas de profundidad que golpean de imprevisto al espectador, confirmando que este tipo de cine también puede hacerte pensar (dos momentazos tristes y poéticos valgan como ejemplo: la llegada al planeta muerto o el Señor Universo con su amada robot). Pero lo que manda es el ritmo y la acción, no a la manera boba y plomiza de Riddick, sino la del primer Spielberg (por decir un ejemplo claro), con sus delirios fantásticos, sus guiños cinéfilos y su implacable narrativa. Además tiene un reparto atractivo y desconocido o semidesconocido (mejor), combates cuerpo a cuerpo memorables, varias ideas inteligentes por ahí desperdigadas, diálogos ingeniosos y con más chicha que la mayoría de los de este tipo de productos y un desvío final al terreno del cine de zombies que termina de redondear la jugada.

Casi con toda seguridad la mejor película de ciencia-ficción del año 2005, por su falta de pretensiones y su agradable recuperación del espíritu lúdico y festivo del primer Lucas. Toda una oda al disfrute pleno y sin concesiones (siempre que se sintonice con el tema, por supuesto), que ya es mucho echando un ojo a la cartelera.

Serenity, de Joss Whedon (2005). Guión de Joss Whedon. Interpretada por Nathan Fillion, Gina Torres, Alan Tudyk, Morena Baccarin, Adam Baldwin, Jewel Staite, Sean Maher, Summer Glau, Ron Glass, Chiwetel Ejiofor, David Krumholtz, Michael Hitchcock, Sarah Paulson, Yan Feldman, Rafael Feldman, Nectar Rose, Tamara Taylor, Glenn Howerton y Hunter Ansley Wryn.

Advertisements